DVD 87 mins IMDB
Nuestro culpable
 (1938)
In Collection
#381

Seen It:
Yes
Comedy
Spain  /  Spanish

Ricardo Núñez Randa
Charito Leonís La muchacha
Rafael Calvo El juez
Carlos del Pozo El banquero
Ana de Siria Esposa del banquero
Irene Caba Alba La directora
Fernando Freyre de Andrade El patillas
Manuel Arbó El prestamista
Fernando Aguirre El chepa
Marcos Cejudo El chulo

Director Fernando Mignoni
Writer Fernando Mignoni

Comedia delirante, con números musicales, que ironiza sobre las relaciones entre la justicia y la sociedad burguesa. Un simpático ladrón, El Randa, se introduce en la mansión de un banquero y es sorprendido por la joven amante del magnate. [ChristieBooks]

Edition Details
Region 0
Nr of Disks/Tapes 1
Personal Details
Links IMDB
Watch it online (ChristieBooks)

Notes
NUESTRO CULPABLE
1937 España
Productor: Centro Films/ FRIEP
Director: Fernando Mignoni
Regidor: A. Montoya
Aytes. de dirección: Gervasio F. Banciella, Enrique Fernández Sagaseta
Secretaria de dirección: María Luisa Fleischner
Argumento y diálogos: Fernando Mignoni
Intérpretes: Ricardo Núñez (El randa), Charito Leonís (Greta), Rafael Calvo (juez), Carlos del Pozo (banquero Urquina), Ana Siria (señora de Urquina), Irene Caba Alba (directora prisión), Fernando Freyre de Andrade (El patillas), Manuel Arbó (prestamista), Fernando Aguirre (El chepa), Marcos Cejudo(el chulo), José Alted (inspector), Fernando Mendoza (secretario), Fernando Rollo (preso primero), Eduardo Ordóñez (preso segundo), José María Rodríguez (celador), Paquita Gallego (doncella)
Fotografía: Tomás Duch
Segundo operador: Pedro Cava
Sonido: Estaban Muñoz
Montaje: María Paredes
Decorados: Fernando Mignoni, José María Tores
Música: Sigfredo L. Ribera
Cantables: Santiago Corella
Laboratorio: Madrid Film
Estudios: CEA
Sistema de sonido: Tobis Klang Film
Idioma original: Castellano
Duración: 87'9''
Sinopsis: Comedia musical que, en clave de disparate, ironiza sobre las relaciones entre la justicia y la sociedad burguesa.
"El randa", un simpático caco, entra una noche en casa del banquero Urquina para robar algunos objetos que quiere ofrecer como regalo de boda a unos amigos; cuando está recogiendo el regalo es sorprendido por una joven armada con una pistola, pero "El randa", con su simpatía, conseguirá convencerla de sus buenas intenciones y ella le permitirá llevarse unos candelabros y además, de regalo, unos billetes de 100 dólares: El caco marcha contento, pero más contenta queda Greta, la joven de la pistola, que no es la dueña de la casa, sino la amante del banquero, que también había entrado furtivamente en la casa para levantar dos millones de dólares, procedentes del último negocio de su amante, y que ve en el robo paralelo de "El randa" una espléndida coartada para alejar las sospechas que pudieran recaer sobre ella.
En la casa de corrala donde vive "El randa" se celebra la boda pero, cuando el ratero está, rumboso, sorteando un billete de 100 dólares entre sus vecinos, aparece la policía que, por las huellas dejadas en casa del banquero, lo acusa del robo de los dos millones. El banquero, que teme la reacción de su esposa, no ha revelado la existencia de Greta a la policía, y así el caco es encontrado totalmente culpable del robo y encarcelado. El banquero cree a "El randa" cómplice de Greta y plantea, en combinación con el juez, una insólita táctica para conseguir que confiese donde está escondido el dinero: pagará el mantenimiento, en la cárcel, el ladrón como si estuviera en un hotel de lujo. El sorprendente tren de vida que por esta causa lleva "El randa" en la cárcel, añadido al prestigio que le proporciona la general creencia de que tiene los dos millones escondidos, hacen confluir sobre él a todo tipo de oportunistas, desde estrambóticos vendedores hasta prostitutas de lujo; por último, otros oportunistas más peligrosos se fijan en él. "El patillas", un peligroso ladrón, y sus cómplices, huéspedes de la misma cárcel, deciden obligar a "El randa" a fugarse con ellos para hacerle confesar donde tiene el dinero. La fuga se realiza valiéndose, precisamente, de la privilegiada situación de "El randa" en la cárcel, pero éste, que vive ahora como no ha vivido nunca y que, además, tiene miedo del "Patillas" y los suyos, consigue esquivarlos y volver a la cárcel.
La situación se ha prolongado ya muchos meses, el banquero deja de pagar el mantenimiento del preso, pero una misteriosa admiradora le sustituye. Pasa el tiempo y un día el juez recibe la visita de Greta, quien, tras hábiles especulaciones en América, ha conseguido multiplicar el dinero robado y regresa para devolverlo con sus correspondientes interese y de esta manera liberar al falso culpable, del que quedó enamorada en su fugaz encuentro.
El juez se encuentra molesto por que se le derrumba su culpable, pero acepta llamar al banquero para que venga a recoger su dinero y hace acudir a "El randa" al despacho. El banquero y el juez llegan a la conclusión de que es mejor mantener la culpabilidad de "El randa" para salvar el prestigio de la justicia y para que no se destape el lío del banquero, pero mientras tanto "El randa" ha decidido otra cosa y al encontrarse solo en el despacho del juez, coge el maletín con el dinero que trajo Greta y sale por la ventana. Greta lo recoge en su coche y parten felices.
Características originales: Ficción, 35 mm, standard, ByN, sonora
Conservación: F.E. completa
Observaciones: Estrenada en Madrid, en el cine Avenida, el 21 de marzo de 1938.
Centro Films, fue una entidad creada por FRIEP y no se conocen las relaciones entre las dos entidades en orden a la actuación como productoras en esta película.

Source: http://archivo.cnt.es/